¿Regresará mi gato si le dejo salir fuera?

volverá mi gato si le dejo salir fuera

Dejar salir a tu gato por primera vez puede ser estresante.

Es difícil saber cuándo estará seguro para explorar el mundo exterior por su cuenta y cómo prepararlo para el gran día. Como propietario, también hay otra gran preocupación que planea sobre nuestras cabezas: ¿volverá mi gato si le dejo salir?

La idea de que tu felino no vuelva a casa asusta y puede hacer que dejarle salir sea una experiencia muy angustiosa. Algunos propietarios deciden tener gatos domésticos por este motivo, pero incluso los gatos de interior suelen querer salir al exterior. Afortunadamente, siempre que sigas los pasos adecuados, tu gato volverá a casa.

En este artículo, te explicaré cómo puedes asegurarte de que tu gato volverá cuando lo dejes salir, ya sea un gatito, un gato adulto o un gato que ha sido una mascota de interior toda su vida. También repasaré las ventajas y los riesgos de dejar salir a tu gato, para que puedas decidir qué es lo mejor para tu felino.

Contenidos
  1. ¿Cómo dejo salir a mi gato por primera vez?
    1. Ten en cuenta su raza
    2. Asegúrate de que están preparados
    3. Asegúrate de que tu gato puede ser identificado
    4. Prepara un espacio exterior seguro
    5. Entrena a tu gato para que venga cuando le llames
    6. Sal con él al exterior durante periodos breves
    7. Déjale salir sin compañía
  2. ¿Debo dejar salir a mi gato?
    1. Canaliza comportamientos naturales
    2. Proporciona estimulación mental
    3. Le da espacio personal
    4. Deja que disfrute del sol
  3. Riesgos de dejar salir a los gatos
    1. Accidentes de tráfico
    2. Peleas de gatos
    3. Enfermedades e infecciones parasitarias
    4. Perderse
  4. CONCLUSIÓN

¿Cómo dejo salir a mi gato por primera vez?

¿Volverá tu gato si le dejas salir? Sí. Pero si tienes un gato que nunca ha salido antes, debes asegurarte de prepararlo para el gran mundo. Debes facilitarle la salida al exterior poco a poco para ayudarle en la transición y asegurarte de que siempre encuentre el camino de vuelta a casa.

Éstos son los pasos que debes seguir para que tu gato sobreviva en el exterior y siempre encuentre el camino de vuelta.

Ten en cuenta su raza

La mayoría de los gatos pueden sobrevivir sin problemas al aire libre y les encanta pasar el mayor tiempo posible en el exterior. Sin embargo, algunas razas no pueden sobrevivir en el exterior y están hechas para ser sólo gatos de interior.

Por ejemplo, las razas sin pelo, como el Sphynx, no están preparadas para la vida al aire libre. Su falta de pelo les dificulta regular su temperatura corporal y no pueden sobrevivir a las inclemencias del tiempo. El Cornish Rex y el Devon Rex también son gatos de interior debido a su pelaje extremadamente corto.

Las razas más dóciles, que suelen ser gatos falderos, tampoco son buenos gatos de exterior. Esto incluye a los Ragdoll, los Persas y los Azules Rusos. Tienen un temperamento apacible y no saldrían bien parados en una pelea de gatos. También les encanta dormir y, en cambio, se sienten muy a gusto acurrucados a tu lado.

Asegúrate de que están preparados

Si tu gato es de una raza que soporta el exterior, ¡genial! Pero tienes que asegurarte de que está preparado para enfrentarse al exterior.

Si tienes un gatito, no deberías dejarle salir hasta que tenga unos 4 meses. Esto permite que tu gatito se instale completamente en tu casa para que sepa a dónde tiene que volver. A esta edad, también debería estar vacunado y esterilizado, para que pueda explorar el exterior con seguridad.

Para quien tenga un gato adulto, las cosas son un poco diferentes. Si acabas de adoptar a un gato adulto, se recomienda darle de 4 a 6 semanas para que se adapte antes de dejarle salir, incluso si antes era un gato de exterior. Tiene que aprender a reconocer tu casa como su nuevo hogar.

¿Qué ocurre con un gato de interior que quiere salir? Si tu gato muestra signos de que quiere aventurarse fuera, es probable que esté preparado. Ya sabrá que tu casa es su hogar y, cuando sea adulto, habrá recibido todas las vacunas. Si tienen ganas de explorar, ¡adelante!

Por otra parte, a los gatos domésticos que están muy satisfechos con la vida en el interior no se les debe obligar a salir antes de tiempo y podrían estresarse mucho. Lo mejor es juzgar cada situación por separado y decidir qué es lo mejor para tu gato.

Asegúrate de que tu gato puede ser identificado

Una vez que sepas que tu gato está mentalmente preparado y ha sido esterilizado y vacunado, tienes que asegurarte de que pueda ser identificado en caso de que se pierda. Pon siempre un microchip a tu gato. El microchip estará vinculado a tus datos de contacto y podrá escanearse para que tu gato perdido pueda volver a casa sano y salvo.

Aunque tu gato lleve microchip, debes ponerle un collar con tu número de móvil. Los microchips sólo pueden leerse con un escáner, por lo que es más fácil acceder a tus datos de contacto si están en el collar. De este modo, tu gato perdido será devuelto más rápidamente.

Ponerle un collar también indica a la gente que tu gato tiene un hogar y un dueño cariñoso y que no es un animal abandonado. A veces, la gente piensa que está cuidando a un gato de la calle y le da de comer, pero esto puede hacer que tu gato se escape. Disuadir a la gente de hacer esto hará que sea menos probable que encuentre un nuevo hogar.

Hoy en día, los collares para gatos son cada vez más avanzados, así que, dependiendo de lo cauteloso que seas a la hora de dejar salir a tu gato, podrías plantearte comprar un collar GPS para gatos. Te permiten saber con precisión dónde está tu gato en cada momento. Si se pierde, puedes comprobar su ubicación, recogerlo y llevarlo a casa.

Prepara un espacio exterior seguro

Aunque a muchos gatos les encanta vagar y a menudo exploran fuera de los parámetros de tu jardín, preparar un espacio exterior seguro y acogedor puede animarles a no ir demasiado lejos. Hacer que tu jardín sea apto para gatos es relativamente fácil; basta con proporcionarles muchos estímulos diferentes y cosas que explorar. Por ejemplo

  • Lugares altos donde puedan trepar y tener una buena vista de tu jardín
  • Lugares cerrados donde puedan esconderse y sentirse seguros
  • Plantas no tóxicas y aptas para gatos que puedan descubrir y olfatear
  • Refugio contra el mal tiempo
  • Algo para que arañe, como un árbol
  • Lugares vacíos y soleados en los que puedan relajarse

También tienes que eliminar los peligros de tu jardín. Cubre todos los estanques para que tu gato no beba el agua del estanque o se caiga accidentalmente dentro. Algunos herbicidas o productos químicos para el control de plagas también son tóxicos para los gatos, así que busca opciones respetuosas con el medio ambiente que no supongan un riesgo.

Lo ideal sería instalar también una gatera en la puerta trasera para que tu gato pueda entrar y salir cuando quiera, asegurándose de tener siempre acceso a refugio, agua y comida. Sin embargo, a algunas personas les preocupa que otros gatos utilicen la gatera o sólo quieren dejar salir a su felino a determinadas horas. Esto está muy bien, pero la importancia de proporcionarle cobijo y agua en el jardín se convierte en algo esencial, pues de lo contrario tu gato podría buscar estas dos necesidades en otra parte.

También puedes comprar gateras con microchip y temporizador, muy recomendables si no estás seguro de utilizar una gatera normal. Éstas responden al microchip de tu gato y sólo se abrirán para él, lo que significa que otros gatos no podrán entrar en tu casa. Puedes utilizar el temporizador para impedir que la gatera se abra después de una hora determinada, de modo que sepas que tu gato está a salvo en casa por la noche.

Entrena a tu gato para que venga cuando le llames

Antes de dejar salir a tu gato, también deberías enseñarle su nombre y adiestrarlo para que acuda a ti cuando le llames. Las golosinas funcionan de maravilla. Sólo tienes que llamarlo en voz alta y agitar una bolsa con sus golosinas favoritas. Cuando venga hacia ti, dale una golosina y un arañazo en su lugar favorito.

Después de hacer esto varias veces con tu gato cerca, intenta llamarlo mientras estáis en habitaciones separadas y en zonas distintas de tu casa. Esto demostrará que escucha tu llamada y responde a ella, y te dará la seguridad de que puedes volver a llamar a tu gato cuando esté fuera explorando.

También es una táctica estupenda para averiguar cómo hacer que un gato vuelva a casa por la noche. Cuando empiece a oscurecer fuera, puedes llamarles por su nombre, agitar sus golosinas y ver cómo tu gatito entra alegremente para pasar la noche.

Sal con él al exterior durante periodos breves

Una vez que tu gato esté listo, tu espacio exterior esté preparado y acuda a ti cuando le llames, por fin puedes dejarle salir. Las primeras veces que lo hagas, sal siempre con él.

Nunca debes obligar a tu gato a salir. En lugar de eso, sal tú y deja la puerta abierta para que pueda seguirte si se siente cómodo. Llévale sus golosinas, siéntate y observa cómo explora, a ver cómo responde. Los gatos son cautelosos y, en lugar de lanzarse, suelen aventurarse a paso lento, asimilándolo todo.

Si tu gato se aleja demasiado o intenta salir del jardín, llámalo y dale una golosina. Luego puedes dejarle explorar de nuevo, pero sigue llamándole cuando se aleje demasiado. Esto también les ayuda a no asociar el hecho de que se les llame con volver a entrar en casa y hace que sea más probable que vuelvan cuando se les llame desde lejos.

Al principio debes limitar su tiempo al aire libre. Aunque se recomiendan 30 minutos, no hay un período de tiempo correcto; basta con ver cómo responde tu gato. Si tiene confianza, está bien dejarle salir más tiempo. En cambio, a los gatos más tímidos les conviene que las sesiones al aire libre sean más cortas al principio, o pueden llegar a tener miedo del exterior.

También puedes probar a utilizar una correa o un arnés para gatos en sus primeras salidas al exterior. Yo sugeriría acostumbrar a tu gato a la correa desde una edad temprana e introducirla gradualmente. Puedes intentar poner un arnés a un gato adulto, pero es más probable que se oponga. A los gatos les encanta vagar y explorar por su cuenta, por lo que puede que no aprecien estar atados a ti. Prueba a ver qué te funciona.

Déjale salir sin compañía

Cuando tu gato se sienta seguro explorando el jardín, puedes dejarle salir solo. No te asustes si te das cuenta de que ha salido del jardín y no se le ve por ninguna parte. Es una buena señal de que tu gato se siente cómodo fuera y es probable que vuelva en unos minutos.

Cuando tu gato lleve un rato fuera, es posible que vuelva solo a tu puerta. Los gatos pueden encontrar el camino de vuelta a casa y no necesitan que les llames para encontrarlo. Si es así, déjale entrar y recompénsale por volver a casa.

Si tu gato no vuelve a casa al cabo de un rato y te estás poniendo ansioso, llámalo por su nombre y agítale la golosina, y probablemente lo verás saltar la valla y volver directamente dentro.

¿Debo dejar salir a mi gato?

Hemos establecido cómo puedes asegurarte de que tu gato volverá cuando lo dejes salir y los pasos que debes seguir antes de dejarlo salir por primera vez. Pero, ¿debo dejar salir a mi gato?

Siempre que no tengas una de las razas de interior que he mencionado antes - el Sphynx, el Ragdoll, el Cornish Rex, el Devon Rex, el Persa, el Azul Ruso o el Ragdoll -, dejar salir a tu gato o no depende totalmente de ti.

He aquí las ventajas y los riesgos para que puedas decidir cuál es la vía adecuada para ti.

Ventajas de dejar salir a los gatos

Canaliza comportamientos naturales

La principal ventaja es que los gatos de exterior pueden cazar, mientras que los de interior pueden tener que reprimir estos comportamientos naturales. También pueden saltar, trepar, arañar y explorar, que son comportamientos inherentes a los gatos que tienen un impulso natural de realizar. Por tanto, los gatos de exterior suelen ser gatos felices, y este impulso natural es la razón por la que la mayoría de los gatos quieren salir al exterior en primer lugar.

Estas actividades también fomentan el ejercicio y ayudan a que tu gato mantenga un peso saludable. Aunque puedes fomentar el juego con los gatos de interior, las carreras, saltos, abalanzamientos, escaladas y arañazos que hacen en el exterior harán trabajar todos sus grupos musculares y les proporcionarán un mejor entrenamiento de todo el cuerpo.

Proporciona estimulación mental

Los gatos también se benefician de salir al exterior porque el entorno es excitante y les proporciona muchos estímulos nuevos, como olores, vistas, sonidos y sabores. Esto contribuye a que los gatos tengan un buen bienestar mental. Para los dueños ocupados que están fuera de casa todo el día, dejar salir a tu gato puede garantizar que se divierta en casa y no se aburra mientras tú no estás.

Los gatos que se aburren en casa son más propensos a mostrar un comportamiento destructivo, como arañar el sofá y los muebles, no utilizar su caja de arena o actuar de forma agresiva contigo o con los demás. Dejar que tu gato salga al exterior puede contribuir a que se comporte bien cuando está en casa.

Le da espacio personal

Dejar que tu gato salga al exterior también actúa como una forma de escapismo. Aunque a tu gato le encante su casa, hay momentos en los que puede preferir no estar allí. Por ejemplo, si tienes muchos invitados a la vez, puede sentirse estresado y agobiado. Dejar que tu gato salga al exterior le garantiza espacio personal cuando lo necesite. Si no quieres dejar salir a tu gato, asegúrate de que tenga muchos lugares donde esconderse en casa a los que pueda retirarse si se siente vulnerable o asustado.

Deja que disfrute del sol

Existe la idea errónea de que los gatos necesitan el sol para obtener vitamina D, pero en realidad no es cierto. ¿Los gatos necesitan vitamina D? Sí. Pero, a diferencia de los humanos, los gatos no pueden sintetizar esta vitamina a través de la luz solar, sino que tienen que obtenerla a través de la dieta. Sin embargo, esto no significa que tu gato no se beneficie de holgazanear al sol.

Los gatos tienen una temperatura corporal central más alta que los humanos y se sienten atraídos por zonas y objetos más cálidos, por lo que a menudo encontrarás a tu gato holgazaneando en el lugar más soleado de tu casa. Son buscadores de sol natos, y dejarles disfrutar del clima cálido les hará muy felices.

Riesgos de dejar salir a los gatos

Accidentes de tráfico

Uno de los mayores riesgos para los gatos son los coches, que pueden herir o matar a los gatos de exterior. Si te preguntas "¿debo dejar salir a mi gato por la noche?", la respuesta es no. La incidencia de los accidentes de tráfico es siempre mucho mayor por la noche, ya que los gatos que cruzan la carretera no son tan claramente visibles para los conductores.

También suelen ser los gatos más jóvenes los que acaban en accidentes de tráfico, o cuando se hace un gato de interior y otro de exterior, ya que aún están aprendiendo los peligros de la carretera. Los gatos no esterilizados también tienen más probabilidades de sufrir accidentes, ya que vagan mucho más cuando buscan pareja.

Para reducir el riesgo de accidentes de tráfico, esteriliza a tu gato, déjalo salir sólo de día y ten en cuenta la zona en la que vives. Si vives en una zona con mucho tráfico, puede ser mejor darle un espacio exterior seguro en tu jardín en vez de dejarlo vagar libremente. Además, un collar reflectante para gatos puede aumentar su visibilidad por la noche y reducir el riesgo de accidentes.

Peleas de gatos

Los gatos que salen al exterior se encuentran con todos los gatos de los vecinos que viven cerca, y a veces estos gatos no se llevan bien. Esto puede dar lugar a peleas de gatos y que tu gato resulte herido.

A menudo, esterilizar a tu gato reducirá la probabilidad de que acaben en peleas. Sin embargo, los gatos son criaturas independientes y territoriales y podrían enzarzarse en peleas por el territorio. Si te acabas de mudar o es la primera vez que dejas salir a tu gato, es más probable que esto ocurra, pero cuanto más lo dejes salir, más aprenderán a compartir y a vivir en armonía.

Enfermedades e infecciones parasitarias

Los gatos de exterior pueden contraer enfermedades de otros gatos o del propio entorno exterior. Para evitarlo, asegúrate de que sólo dejas salir a un gato que haya sido vacunado, lo que le protege contra muchas de las enfermedades comunes.

Los gatos también son más propensos a coger parásitos como pulgas, lombrices y garrapatas. Sin embargo, éstos también son un riesgo para los gatos de interior si no se les trata con regularidad. Los collares antipulgas son una opción estupenda y fácil para mantener las pulgas a raya, y puedes desparasitar a tu gato con regularidad. Tu veterinario también podrá darte más consejos sobre la prevención y el tratamiento de cualquier infección parasitaria.

Perderse

Quizá la mayor preocupación de los dueños de gatos sea que su gato se pierda. Sin embargo, ¡los gatos encuentran fácilmente el camino de vuelta a casa! Asegúrate de que tu gato está instalado en su casa antes de dejarlo salir y de que responde cuando le llamas por su nombre, y no tendrás problemas. Ponerle un microchip y un collar a tu gato también es esencial para asegurarte de que, si se pierde, vuelva a casa sano y salvo.

A veces, los gatos no se pierden, sino que quedan atrapados. Los collares de los gatos pueden engancharse en ramas u otros objetos, por lo que comprar un collar separable puede evitarlo. Los gatos también pueden quedar atrapados accidentalmente en cobertizos o garajes cuando buscan refugio. Sin embargo, proporcionar a tu gato un refugio seguro en tu jardín puede disuadirle de esconderse en propiedades ajenas.

CONCLUSIÓN

Entonces, ¿volverá tu gato si le dejas salir? ¡Lo más probable es que sí! Siempre que introduzcas a tu felino en el mundo exterior gradualmente y de forma segura, siempre debería volver a casa.

Eso no quiere decir que el mundo exterior no tenga sus riesgos. Siempre existe la posibilidad de que tu gato se pierda, sea acogido por otra persona o quede atrapado o herido. Sin embargo, si tomas las precauciones adecuadas, puedes dar a tu gato una vida feliz y enriquecedora al aire libre, manteniéndolo lo más seguro posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Solobichos.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Hetzner que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir

Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. Más Información